Desavenencias entre la empresa contratante y la banda han llevado al grupo capitalino a tomar esa determinación. Este es el comunicado:

“Ante la total falta de comunicación y profesionalidad de la empresa responsable de la producción de nuestro próximo concierto en Madrid, el sábado 23 de Noviembre en la Sala Lemon, y pese a intentar de todas las maneras posibles que éste pudiera celebrarse en unas condiciones óptimas, la banda ha decidido romper el contrato que tenía firmado con la promotora del concierto acogiéndose a este derecho como parte del acuerdo firmado.” sigue…


“No sabemos si el concierto se seguirá manteniendo, lo que sí es cierto que Gauntlet no tocará. Del mismo modo, nuestra agencia de promoción, Pegada Brutal, se desvincula totalmente del evento.

Lamentamos profundamente el inconveniente que esto pueda suponer a nuestros seguidores, a los cuales pedimos disculpas. Para devolución de entradas adquiridas, deben ponerse en contacto con los promotores Sonido Extremo Rd.”


Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.