Lo ha vuelto a hacer… Sincero y comprometido como nunca, como él es, Rosendo, el rockero más querido de Carabanchel estrena ‘Vergüenza Torera’, su decimoquinto disco de estudio con el que se está colocando en un estupendo puesto, como no podía ser menos… Si hay un artista sencillo, querido, currante como el que más, y respetado por todo tipo de público, le guste o no le guste el rock, ese es Rosendo Mercado.

Uno de nuestros maestros, de esos que desde nuestra más tierna juventud nos han guiado por el camino de rosas y espinas del rock nacional, un camino del que ya ni podemos ni queremos salir, pero siempre sin perder la perspectiva de la realidad de ese mundo que nos rodea y que por desgracia, no siempre es del todo agradable, y menos aún en estos tiempos que corren… Sin pelos en la lengua como acostumbra, nos acerca a través de ellos a la realidad de nuestros días.

Crítica de Susana Manzanares de Metal Symphony


A través de su guitarra y su inconfundible voz, tirando de su elegante dominio del sarcasmo y el doble sentido nos pone ante nuestros ojos, o mejor dicho nuestros oídos, en un escaparate de lujo a lo que nos enfrentamos día a día, poniendo música y voz a la realidad, a la situación que vivimos, al descontento de la gente, la decepción, la impotencia y la rabia, sentimientos todos ellos bien reflejados una a una en las pistas del disco. Rosendo es ya una institución en el rock nacional y con cada nuevo trabajo se reafirma.

Éste, producido por su inseparable Eugenio Muñoz, consta de 11 temas, a cual más incisivo. Desde la abierta protesta del single ‘Vergüenza Torera’, hasta la afilada ‘Autócratas’ dónde les toca recibir a los que manejan el cotarro, no hay un tema que no lleve en su seno un pedacito de sí mismo, ‘Haciendo Cábalas’, ‘Ni Fu Ni Fa’, ‘Y Venga Vueltas’… 11 temas con ritmo, su ritmo, si cabe quizás en este nuevo trabajo algo más moderado y con algún que otro lento pero sin llegar a ser balada, como por ejemplo ‘A Remar’ en donde nos encontramos a la acústica como protagonista en lo que podría ser un medio tiempo y además la única del disco compuesta por su hijo Rodrigo.

Lento o no, su estilo es inconfundible, en cuanto suenan los primeros riffs la mente automáticamente identifica de quien son esos dedos ante las cuerdas… Rosendo mantiene en este trabajo toda su esencia, su estilo, totalmente fiel a sí mismo como siempre ha sido y su ronca voz prácticamente intacta, y eso que los años pasan para todos, pero vaya, para él pareciera que un poquito menos! Altas dosis de cabreo, indignación, rabia y desengaño concentradas y distribuidas con equilibrio y consecuencia a partes iguales en cada una de las pistas, son la seña de ‘Vergüenza Torera’, la seña de Rosendo, ¿qué más se puede decir…?

Tracklist:

1. Al lodo brillo
2. Vergüenza torera
3. Y venga vueltas
4. Haciendo cábalas
5. Autócratas
6. A remar
7. Muela la muela
8. Delirio
9. Dubitando
10. Cuando…
11. Ni fu, ni fa

Crítica de Susana Manzanares de Metal Symphony

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.