Cualquier amante del rock clásico debería saber que con ese apelativo se conocía al elenco de ilustres borrachuzos que quedaban para bebérselo todo en Los Ángeles (especialmente en el Rainbow) desde principios y hasta mediados de los 70. Keith Moon, Ringo Starr y el propio Alice Cooper fueron los miembros más asiduos, pero de vez en cuando también se dejaban ver por allí otros como John Lennon, Harry Nilsson, Micky Dolenz o Keith Emerson.

“Alicia” -que dejó la bebida a principios de los 80- le ha contado a Billboard que ya tiene ¾ partes del álbum con el que homenajea a varios grupos y artistas de sus años mozos, entre ellos The Who (“My Generation”), The Beatles (“Revolution”) y Harry Nilsson (probablemente “Jump Into The Fire”), pero también The Doors (“Break On Through”) o Jimi Hendrix (“Foxy Lady”). Parece ser que el denominador común a todos los tributados es que hubo bajas prematuras en sus filas. Produce Bob Ezrin.

Tendrá en la calle su primer disco de versiones a comienzos de 2014.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.